Así se crían nuestras gallinas

La obtención del huevo ecológico, es la obtención de un producto de máxima calidad nutricional y también organoléptica.  El huevo en sí ya es uno de los alimentos con más completos que existen en la naturaleza y el hecho de ser ecológicos, le añade un plus de calidad y a continuación os hablamos de algunas de las razones.

Uno de los principales motivos hace referencia a la cría de las gallinas, puesto que se encuentra en libertad, no existen jaulas, sino que viven alojadas en naves, libres, con acceso a los alimentos, bebida y ponederos. Estos lugares tienen acceso a parques donde las gallinas pueden picotear insectos, semillas, hierba y les permite darse baños de arena y sol. En nuestro caso, la granja está en un entorno de encinas, recuerdo de lo que fue la zona dehesas, y que hoy en día una gran parte es olivar como en el resto de nuestra provincia.

Además, el interior de estas naves, les permite dormir refugiadas y seguras, así como disfrutar de buenas condiciones de temperatura, especialmente en los días más calurosos, ya que están dotadas de sistemas de bajada de temperatura para así conseguir un ambiente fresco. Aunque siempre es la propia gallina la que decide estar dentro o fuera, salir o entrar a lo largo del día.

Otra de las razones de peso, reside en el proceso. En nuestra granja las protagonistas son las gallinas y en torno a su bienestar amoldamos nuestra intervención. Les dotamos de las mejores instalaciones, el alimento de mayor calidad y por supuesto, certificado. Desde nuestro punto de vista, solo de gallinas felices pueden obtenerse huevos de la máxima calidad.

En un día normal de nuestro trabajo, comenzamos a las 07:00 a.m. comprobando que todo está en orden; se llenan los comederos para que las gallinas coman cuando les apetezca, se verifica que el sistema de agua funciona correctamente, que los ponederos están bien, puesto que las gallinas necesitan “intimidad” a la hora de realizar la puesta, que suele ser a primera hora de la mañana.

Posteriormente, se inicia la recogida de los huevos, que realiza varias veces durante todo el día con el fin de conservar la calidad. Después, se van clasificando, marcando con nuestro código 0ES230620002000 y empaquetando en la sala de clasificación, siempre manteniéndolos en buenas condiciones de temperatura, tema especialmente importante en verano en nuestra zona.

En definitiva, en Biopostres trabajamos cada día para cuidar a nuestras gallinas de la forma más adecuada y así ofrecer a nuestros clientes los productos de mayor calidad.

#Biopostres