COMIDA VEGANA

LA COMIDA VEGANA: UNA DISRUPCIÓN EN EL SECTOR ALIMENTICIO

Cada vez más, la industria de la alimentación y todos las partes implicadas (productores, grandes superficies, restauración y consumidor final), refuerzan su apuesta por una alimentación basada en productos no provenientes de animales. Las principales razones son el cuidado de la salud, el respeto al medio ambiente y la naturaleza, así como una apuesta por las nuevas tendencias.

  • Opciones de comidas originales

Es evidente que la innovación en el sector alimentario se ha visto reforzada en los últimos tiempos con el impulso de la producción de nuevos productos y el avance tecnológico. A esto, se une el que cada vez más empresas del sector inviertan en crear sus propios espacios de I+D+i o laboratorios de comida, como el español Basque Culinary Centre, o startups como el fabricante belga AB inBev.

  • Sustitutivos

Los cambios en los hábitos del consumidor están impulsando el auge de los alimentos proteicos de base vegetal, los cuales tienen cada vez más importancia en el mercado alimenticio frente a los productos de origen animal.

Esta reducción de la dependencia de las proteínas animales es algo por lo que muchas empresas del sector alimenticio llevan tiempo apostando. Así, muchas de ellas se centran en desarrollar alimentos similares a la carne en cuanto a textura y sabor, manteniendo siempre una composición vegetal. Es el caso de startups como Beyond Meat o Impossible Foods, y otras marcas que ya están llevando sus creaciones a restaurantes o cadenas de supermercados.

  • Saborizantes y otros trucos

El sabor de un alimento, no sólo lo compone un aroma, sino que es un conjunto de sensaciones. Así, cuantas más similitudes parecidas al alimento que queremos sustituir tenga nuestra elaboración, más se parecerá. Para lograr esto, se usan recursos variados como levaduras o proteínas de soja y de trigo que al mezclarse con otros sabores y texturas, dan un resultado muy fiel al alimento original. 

¿Quieres saber cómo conseguir algunos de los sabores más potentes? Te contamos algunos trucos:

Sabor a chorizo: Este es uno de los más fáciles, porque lo que le da ese sabor característico es el pimentón ahumado o pimentón de la Vera, también llamado pimentón choricero. Por tanto, bastará con incorporarlo a tus platos y, ¡vualá!

Sabor a queso: Se pueden usar distintos ingredientes, por ejemplo: levadura de cerveza o levadura nutricional, y también el tofu fermentado. El gusto es parecido, pero en general ambas opciones habría que trabajarlas, sobre todo en cuanto a aspecto y textura para conseguir el mejor resultado. 

Sabor a pescado o marisco: Para este solo necesitaremos algas, en concreto, las nori nos vendrán de perlas y además son fácil de encontrar en el supermercado. Una vez las tostemos un poco, bastará con deshacerlas hasta conseguir un polvo que nos recordará al sabor del mar. 

Como has podido leer, este es un campo con cada vez más implicados que buscan mejorar la calidad y variedad de aquellos que desean seguir una alimentación de origen vegetal. En #Biopostres también apostamos por la variedad y sobre todo por la calidad, por lo que estaremos encantados de seguir complaciendo a los paladares más exigentes.